🔵 Tanto va el cántaro al agua, hasta que…


Estados Unidos y Canadá pidieron consultas formales de resolución de disputas en la implementación del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, por violaciones de México en materia de energía. El tratado tiene rango de ley a nivel de la constitución; en otras palabras los socios comerciales deben dar trato igual a los que invierten en Mexico sean mexicanos, de USA o de Canadá. Y la verdad es que se da preferencia a Pemex y CFE y propician una desventaja para las empresas que vinieron a producir energías limpias. El reclamo es puntual y claro. Tiene todos los atributos de legítimo y pueden ganar. AMLO afirma que lo energético está fuera del tratado, pero los que hemos leído ese documento sabemos que no es así. Sí México pierde el arbitraje habrá medidas correctivas, como cambiar la ley. De perder la batalla ante Canadá y USA podrían imponer aranceles hasta por 30mmdd a México, de acuerdo con Kenneth Smith Ramos, quien fue negociador del
T-MEC, por México hasta 2019. Será difícil, para México, ganar, porque los reclamos son muy obvios, y para aspirar a contrarrestarlos se ve muy complicado.
Alfonso Guajardo, secretario con Peña Nieto y negociador del Tmec añade que se puede afectar a la industria de autos y a productos agrícolas, entre otros. Paralelo, la problemática global con la cadena de suministros es un área de oportunidad para México que vende caro su petróleo, pero esto puede venirse abajo si prosperan las sanciones, según Luis La Calle, negociador del TLC en tiempos de Salinas. México cuenta hasta con 30 días para aceptar que haya consultas, y si en 75 días no acuerdan las diferencias, se sigue con un panel formal que escuche a las partes. Aunque ya en ese paso se trata, más bien de que el país proceda con las medidas correctivas. En resumen: A nadie conviene que se prolongue el asunto por qué puede que Estados Unidos y Canada impongan aranceles punitivos a las importaciones de México hasta por 32 mmdd. Aún así el Presidente, el pasado miércoles 20 puso la canción de su paisano chico che uyuyuy qué miedo, para mostrar seguridad de que no viola el tratado y no perderá esas consultas. Incluso, defendió su política ayer jueves y dijo que el sector petrolero esta excluido del Tmec, un argumento que nadie de los expertos, comparte. También dijo que protege al País de “empresas voraces» y culpó a USA de iniciar las consultas, y exhibir a Joe Biden como un protector de empresas corruptas. Aunque al día siguiente se sumó Canadá.
AMLO se niega a dar permisos a varias empresas extranjeras, cuyos parques de producción de energías limpias están terminados.
Estamos frente a una disputa que puede resultar muy onerosa para México, tanto en dinero, como a la sociedad Comercial exitosa que se formó desde el gobierno de Salinas.
Como nota final: desde que entró en vigor el TLC, nuestra economía se ha multiplicado por cinco. Nomás eso está en juego, AMLO provoca el conflicto, por creer que su política en energía es correcta.
Yo creo que no se debe jugar con fuego, en este tiempo, no está el horno para bollos, ni la musiquita del Chico Che. El asunto es muy serio y el Presidente se mofa. Y se mofa de los mandatarios socios. No creo que les caiga en gracia eso de uyuyuy que miedo…
En Chihuahua se dice: la risa es la que chin…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.